La economía, c’est quoi?

Por Patricia Parejo

Supongo que mucha gente verá, escuchará o leerá noticias económicas y en muchos casos no comprenderá nada o poca cosa, sobre todo si está relacionado con la “alta ingeniería financiera”, como es el caso de las últimas medidas aprobadas por los líderes de la UE en la cumbre del euro de 26 de octubre para aumentar el apoyo a los países con problemas de deuda y restablecer la estabilidad financiera en Europa, más concretamente en la eurozona. Hago este matiz porque, aunque muchas veces se utilizan de manera indistinta, no son lo mismo. Por tanto y como introducción a una serie de artículos que comienzan con éste, me gustaría explicar brevemente la diferencia entre Europa, la Comunidad Económica Europea (CEE), la Unión Europea (UE) y la eurozona.

La Europa-continente abarca un mayor número de países que las posteriores integraciones económicas que vamos a ver. Así, por ejemplo, Suiza o Noruega son países europeos y no pertenecen a la UE. Para comprender mejor qué es la CEE hay que remontarse a 1952, cuando las principales potencias europeas, a excepción de Reino Unido, crearon la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), un modelo de mercado común aplicado a uno de los sectores estratégicos de la reconstrucción: la siderurgia. Los productos siderúrgicos podían circular libremente entre los países miembros de esta organización. El éxito fue tal que en 1957 el BENELUX (Bélgica Holanda y Luxemburgo), La República Federal de Alemania, Francia e Italia plantearon crear un mercado común global y firmaron el Tratado de Roma, por el que se constituía la CEE. Con los años se fueron adhiriendo nuevos países: Dinamarca, Reino Unido e Irlanda en 1973, Grecia en 1981, España y Portugal e 1986. La UE nace con la firma del Tratado de Maastricht en 1992, en el que se sentaron las bases o criterios de convergencia* para emprender, en 2002, una nueva etapa en la integración económica: la unión no sólo económica sino también monetaria, es decir, la creación de una moneda única, el euro, y un banco central único, el Banco Central Europeo (BCE). Nuevos países empezaron a formar parte de la ahora llamada UE: Austria, Suecia y Finlandia en 1995; Chipre, Malta, Estonia, Letonia, Lituania, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Polonia y Eslovenia en 2004 y, por último, Rumanía y Bulgaria en 2007. La unión monetaria es hoy una realidad en la mayoría de los países de la UE, pero no en todos, bien porque no quieren, como es el caso de Reino Unido o Suecia, bien porque no han cumplido todavía con los criterios de convergencia. La eurozona está formada por los países que tienen como moneda el euro. Bulgaria, Dinamarca, Letonia, Lituania, Hungría, Polonia, República Checa, Reino Unido, Rumanía y Suecia son Estados miembros de la UE pero no han adoptado la moneda única, es decir, pertenecen a la UE pero no a la eurozona.

Tampoco todo el mundo sabe qué es la deuda soberana (activos financieros de renta fija emitidos por los estados), o sí saben que no saben por qué estos activos, que antes eran tan seguros, ahora tienen tanto riesgo y, por esto, una de las medidas adoptada en la cumbre anteriormente mencionada hace referencia a la necesidad de recapitalizar los bancos europeos. No obstante esto será tema de futuros artículos. De momento quien este interesado por los resultados de la cumbre puede consultarlos en la web de la Comisión Europea y en cualquier periódico que trate temas económicos. * Estos eran unos criterios que tienen que cumplir los países que quieren tener como moneda el euro y que están relacionados con la disciplina presupuestaria, la estabilidad de precios, los tipos de interés y los tipos de cambio. 

* Estos eran unos criterios que tienen que cumplir los países que quieren tener como moneda el euro y que están relacionados con la disciplina presupuestaria, la estabilidad de precios, los tipos de interés y los tipos de cambio.

Patricia Parejo es Profesora y Jefa del Departamento de Economía del Instituto Pedro de Valdivia

0 Respuestas a “La economía, c’est quoi?

  1. Tal y como están las cosas la economía debería ser explicada en todas partes (y más en los medios) de forma sencilla. Lo más importante debería ser que los espectadores, los ciudadanos, la gente normal que no está especializada comprendiera que es lo que está ocurriendo. Desgraciadamente no interesa que esto se conozca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *