Archivos de la categoría Historia

Días de ocio en el país del Yann (IV). As pedras bem hirtas! Um leque de menires alentejanos (2).

Por Félix J. Castaño Fernández.

Bom dia!

Eis a segunda parte -e felizmente a última- deste nosso rascunho sobre aqueles ditos monólitos. Estávamos a contar estórias de menires alentejanos, e acho melhor que eles falem por si próprios a partir dalgumas fotografias. Daquilo que eles sao, representam, e, nomeadamente, do que sugerem. Lembrem-se da primeira parte do “post”: alguns acreditam que os menires são balizas territoriais, ou símbolos fálicos … tudo isso e se calhar mais … sei lá!

Mas ficam mesmo por ai fora, na tépida e amável planície alentejana, desde há vários milhares de anos, isso é certo. Vamos lá, então. Sigue leyendo

Sachsenhausen

Por Francisco Blázquez

Prisioneros entrando en Sachsenhausen (entre 1936-1944). Fuente. German Federal Archives.

Hace varios meses tuve la oportunidad de visitar un antiguo campo de concentración alemán convertido actualmente en un centro de interpretación y museo para el recuerdo de las víctimas. Tal vez alguien lo considere una morbosa atracción turística, sin embargo, se trata de una experiencia muy diferente que nos adentra en el lado más siniestro del ser humano y ayuda a entender lo que ocurrió en pleno corazón de Europa hace tan solo tres cuartos de siglo. Sigue leyendo

Días de ocio en el país del Yann (III). As pedras bem hirtas! Um leque de menires alentejanos.

Por Félix J. Castaño Fernández

Sempre gostei dos menires. Desde miúdo. Acaso seja pela temprana influência das B. D. de Astérix… e Obélix, é claro! (O passo trascendental desde as primeiras leituras do “Pumby” e as revistas da editora Bruguera, até o achado de “Pilote” e os clássicos da linha clara). Mas também, como o nosso herói gordinho de calças às riscas, jamais consegui adivinhar para que raios serve um menir. Sigue leyendo

La revolución de las mujeres

Por Antonio Barrantes Lozano

Uno  de los hechos más llamativos que he encontrado buscando entre lo más reseñable de lo ocurrido en Villanueva en los años veinte del siglo pasado fue aquel que protagonizaron las mujeres. No fue un hecho aislado, ni una salida airada de un grupo de feministas reclamando un sitial en el mundo político, hasta aquel momento exclusivo de los hombres. No, no fue un movimiento sufragista. Bien es verdad que esta injusta situación se alargó demasiado en el tiempo, pero que a pesar de ser una objetiva injusticia, las mujeres que reclamaban el sufragio que les permitiera caminar por la senda de la igualdad no eran mayoría,  achaco yo a la poca o nula capacidad que los sistemas políticos “representativos” al uso tenían para ser cauces por donde fluyeran los clamores de las penurias sociales. Los prebostes de la política no eran más que una oligarquía organizada para repartirse la nata del pastel. El pueblo, los hombres y mujeres que se levantan con el sol y con él abandonan sus tareas, era ajeno al pasteleo político de la época. Y la única preocupación de aquellos hombres y mujeres fue la de subsistir. En el escenario español que nos legó el final dela Gran Guerra, después de la prosperidad que generan las guerras en los países que no participan en ella -escenario que no fue otro que el que forman la urdimbre de la regresión y la miseria y con un sistema político más preocupado por buscar laureles en las inhóspitas tierras africanas que en dar soluciones a una población empobrecida-, surgió la voz de la mujer, de la mujer trabajadora. Un hecho que no fue puntual, ni intrascendente, aunque ignorado en la mayoría de las enciclopedias. Sigue leyendo

Días de ocio en el país de Yann II: Victorias y derrotas de una guerra antigua: testigos en piedra. (‘Vitórias e derrotas duma antiga guerra: testemunhos na pedra’).

Por Félix-J. Castaño Fernández  

Hoy voy a llevaros a los monumentos conmemorativos -“os padrões”, en portugués- de las tres batallas más importantes de la Guerra de Restauração (1640-1668) que tuvieron lugar en suelo alentejano, aunque muy cerca de la Raya.

(La Guerra de Restauración supuso la definitiva separación de Portugal dela Monarquía Hispánica de los Austrias, después de sesenta años de forzada inclusión en la misma luego de la desconsoladora muerte del Rei Dom Sebastião en la jornada de Alcazarquivir. Y registró una de sus primeras manifestaciones de descontento popular -tan sólo una parte de la alta nobleza prestaba su apoyo al régimen filipino- curiosamente en Évora, con el estallido de la revuelta conocida allí como “o abalo político de Manolim”. Si consideramos que “abalo” -movimiento brusco, temblor, agitación…- es un término utilizado en el lenguaje de la sismología, ¡cómo sería el tal “Manolito”: o seu safado!). Sigue leyendo

Las pinturas rupestres de La Calderita

Por Antonio Martínez

A principios de este año se declaraban como Bien de Interés Cultural (BIC) las pinturas rupestres que se ubican en la zona conocida como La Calderita. Se trata de dos abrigos de cuarcita que se encuentran en las últimas estribaciones de la sierra de Peñas Blancas a dos kilómetros de La Zarza.

Estas pinturas esquemáticas se conocen desde la primera mitad del siglo XX, cuando el abate francés H. Breuil escribió su voluminosa obra “Las pinturas esquemáticas de la Península Ibérica”; pero probablemente fue el geólogo Eduardo Hernández Pacheco la primera persona que copió y estudió las pinturas de los abrigos zarceños.

Cronológicamente se sitúan entre el  IV y I milenio a. C. Es durante el Calcolítico cuando se realiza la mayor parte de las pinturas esquemáticas que se encuentran en las sierras del territorio extremeño. Sigue leyendo